¿Cómo es un implante dental?

Es una raíz prefabricada. Los implantes están hechos de Titanio, tienen la forma de la raíz y se colocan en el sitio donde hay ausencia de dientes.
Sustituyen a la raíz ausente de un diente.

Fases en los implantes dentales

Implantes dentales sin cirugía

Gracias a la experiencia y profesionalidad de nuestros especialistas, el 85% de los implantes dentales que colocamos en la consulta los hacemos sin cirugía.
El tiempo de colocación de un implante es de 5 a 10 minutos. es completamente sin dolor, la anestesia es semejante a la que se usa para hacer un empaste y no hay ni inflamación ni dolor posteriores.
No hay que volver a la consulta hasta hacer la prótesis, pues apenas hay molestias ni inflamación durante todo el proceso.

Dientes en el momento sobre implantes dentales

Entendemos “dientes en el momento sobre implantes” al protocolo implantológico en el que se colocan implantes y coronas fijas sobre dichos implantes en la misma intervención reduciendo así al máximo los tiempos de espera, ya que desde el primer día, desde el momento en el cual el paciente sale del gabinete, tiene “dientes fijos”.
El caso más habitual es aquel en el cual en el mismo día se extraen dientes fracturados o irrecuperables, se colocan los implantes aprovechando la misma cirugía y se coloca una prótesis provisional fija que estará en boca hasta hacer la definitiva pasados de 3 a 5 meses dependiendo del hueso y su ubicación.

Implantes dentales inmediatos

Entendemos como implantes inmediatos a aquellos implantes que se colocan en la misma intervención que se hace la extracción del diente, pero sin colocar la corona temporal sobre el implante (lo cual denominamos “carga inmediata” o “dientes en el momento“)
Así reducimos el tiempo de espera desde que se extrae la raíz hasta que se colocan los implantes, sin esperar los meses que se concedían al hueso para que regenerase antes de poder colocar los implantes, que varía entre 3 y 5 meses dependiendo de la ubicación de los implantes dentales.
Basamos éste protocolo en lo que denominamos extracción atraumática de la raíz (con un osteotomo especial se “cortan” los ligamentos periodontales para preservar las paredes óseas obteniendo así el mejor lecho posible para el implante dental), junto con técnicas como el uso de implantes de dimensiones adecuadas y superficies especialmente tratadas, y en algunas ocasiones la aplicación de técnicas de regeneración ósea con factores de crecimiento o hueso autólogo o heterólogo.

Implantes dentales guiados por ordenador

El principio de los implantes por ordenador es muy sencillo: obtenemos una imagen real del área donde se va a colocar el implante con la radiología tridimensional y, en el momento, planificamos la colocación del implante ideal.


Casos Especiales

Injertos óseos

Cuando hay escasez de hueso o nos encontramos con que el espacio residual que deja una raíz de un diente es muy grande, colocamos tejido óseo. De esta manera, aumentamos el grosor del hueso o impedimos que las paredes se colapsen; así se hace posible que tengamos suficiente grosor de hueso cuando coloquemos un implante.
Esta indicación es particularmente útil en aquellas situaciones en que los requerimientos estéticos son grandes: al colocar hueso, impedimos que la encía se colapse y el contorno gingival será similar al natural.
El hueso que colocamos puede ser el del propio paciente o el ofrecido por casas comerciales.
En la consulta hemos desarrollado unas técnicas basadas en el uso de fresas recuperadoras de hueso y de protocolos específicos que nos permiten obtener considerables cantidades de hueso del propio paciente, sin traumas ni cirugías añadidas. La idea es sencilla: el tejido óseo que hay que eliminar para hacer espacio al implante mediante fresas lo recuperamos y lo colocamos en los sitios donde es necesario.
Otras veces nos veremos obligados a obtener hueso de otras localizaciones. En estos casos estudiamos la mejor alternativa como fuente de tejido óseo.
En otras ocasiones, no se puede recuperar hueso del propio paciente y entonces recurrimos a fuentes heterólogas. El hueso que usamos es de toda garantía y no presenta problemas. El hueso utilizado es el de la marca Bioss.

Elevación de seno atraumática y quirúrgica

En este apartado les explicaremos con detalle la diferencia de las dos técnicas de elevación de seno que realizamos actualmente.


Expansión ósea

En ocasiones el problema no viene por la falta de altura en el hueso (como se explica en la técnica de elevación de seno) si no porque la cresta ósea es muy fina y al ser más estrecha que el diámetro del implante, éste no se podría colocar porque quedaría en el aire.
La técnica de expansión ósea consiste básicamente, como su nombre indica, en ir expandiendo progresivamente el hueso. La estructura ósea tiene cierta elasticidad y partiendo de grosores de 2-3 mm podemos ensanchar hasta 5 mm.
Este protocolo se fundamenta en pasar primero un juego de fresas de diámetro progresivamente mayor para lograr el efecto de expansión ósea.
En el siguiente caso se muestra el procedimiento.
Se trata de un paciente que se le van a colocar 4 implantes para sostener una prótesis posteriormente.

Extracción atraumática

La preservación de las paredes óseas en la extracción de un diente o una raíz es fundamental. En la consulta hemos desarrollado un procedimiento con unas técnicas propias, basadas en la práctica de la Universidad de Loma Linda (California), que nos permiten extraer las raíces sin dañar la estructura ósea.
El principio básico consiste en romper el ligamento periodontal con unos osteotomos especiales. Al librar la raíz de lo que le une al hueso (ligamento periodontal) la extracción se hace sin ejercer fuerzas sobre el tejido óseo circundante y no se fracturan las paredes óseas al retirar la raíz.
El uso de esta técnica facilita que se pueda colocar el implante en el mismo momento en que se extrae la raíz porque el implante va a encontrarse rodeado de hueso desde el principio.
En este paciente se produjo una fractura de las coronas y las raíces no se podían aprovechar. Se planificó la sustitución con dos implantes. Desde el punto de vista funcional y estético era fundamental conservar las paredes óseas vestibulares por lo que empleamos la extracción atraumática con osteotomos.

Elevación de seno maxilar con nueva “Tecnología”

Con el programa específico podemos planificar la colocación de implantes en pacientes con cierto grado de complicación como aquellos que necesitan elevar el suelo de los senos maxilares, e incluso injertar hueso por falta de altura en el maxilar. Con este programa, podemos realizar un estudio por ordenador de la situación, altura, rotación, inclinación, etc...de cada implante para adecuarlo a las necesidades óseas del paciente.